ÁCIDO HIALURÓNICO Y VITAMINA C

 

A través de las cuatro estaciones del año siempre necesitamos mantener el balance de humedad en nuestra piel y para poder lograrlo requerimos de una balanceada alimentación, beber suficiente agua y aplicar sobre el rostro productos con los ingredientes adecuados a nuestras características dérmicas para que perduren los nutrientes en la piel.

 

La particularidad del invierno es traer consigo elementos nada benéficos para nuestra tez como son el frío mismo, los cambios de temperatura, el viento y la sequedad ambiental. La respuesta cutánea ante el descuido al exponerla a estos elementos son sequedad, enrojecimiento, descamación, aspecto opaco, acartonado y agrietado, envejecimiento prematuro, y en algunos casos de extrema exposición a bajas temperaturas se manifiestan quemaduras, cuperosis y rosácea.

 

Una opción excelente para evitar las anteriores problemáticas son el Ácido Hialurónico, estimula la producción de colágeno e incrementa la capacidad de hidratación natural cutánea, redensifica, reafirma y voluminiza el rostro. Como resultado de las anteriores propiedades de este ingrediente, se reducen las líneas de expresión en su profundidad y longitud. Da lugar a un efecto de relleno dérmico y mejora la renovación celular epidérmica.

 

Incluso la Vitamina C es un potente antioxidante capaz de estimular la síntesis natural de colágeno por lo tanto restaura la firmeza, luminosidad y los daños ocasionados por los contaminantes medioambientales. Refuerza el sistema de defensa natural de la piel, evita y difumina las pigmentaciones cutáneas a las que se expone de manera interna (tabaco, alcohol, dieta desequilibrada) y externa (rayos solares, contaminación, desvelos, estrés, etc.).

 

 

Consulta a tu Cosmetóloga Aspidpro más cercana.

 

 

Bélgica 518, Col. Portales, 03300 CDMX. Tel. 2595.0970

Aviso de privacidad

SALUD ES BELLEZA  133501EL950001