Nutrir y proteger la piel

La  piel es nuestra barrera de protección ante cualquier cantidad de agentes externos.

 

 

Por eso, es necesario conservar su integridad para asegurarnos de que cumpla bien sus funciones.

 

Los cambios climáticos: temperaturas bajas, viento, aire acondicionado, etc., provocan que  las pieles luzcan más pálidas, fruto de la vasoconstricción. Los capilares se contraen y disminuye la irrigación, de modo que llega menos oxígeno y nutrientes a las células, se retarda la renovación celular y se acumulan las células muertas, lo que provoca que la piel tenga  un aspecto opaco y grisáceo. Otra consecuencia es la sensación de tirantez y como resultado una capa formada por  células muertas, la secreción sebácea llega con más dificultad a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejándola seca y sensible.

 

Por  ello es  importante nutrir la piel con productos que     tengan antioxidantes ya que favorece la eliminación de los radicales libres causados por los rayos ultravioleta, el estrés y la polución. Sin olvidar proteger la piel con protector solar.

 

Estos dos pasos son de vital importancia para llevar a cabo el ABC diariamente, para mayor información acude a tu distribuidora o cosmetóloga ASPIDPRO más cercana.

 

Bélgica 518, Col. Portales, 03300 CDMX. Tel. 2595.0970

Aviso de privacidad