reafirmación facial y corporal

El envejecimiento de la piel es un proceso fisiológico caracterizado por múltiples cambios morfológicos y funcionales.

 

 

Está determinado tanto por factores externos como internos; sin embargo, actualmente existen estrategias preventivas y tratamientos que nos permiten envejecer de manera saludable.

El envejecimiento de la piel es un fenómeno complejo, es un reflejo de lo que pasa en los órganos internos y se le ha dado más importancia en los últimos años debido al aumento en la expectativa de vida. Muchos clientes desean que su piel se vea juvenil y saludable ya que esto lleva a grandes beneficios psicológicos. Puede afectar su imagen personal, su autoestima y calidad de vida. Además, el envejecimiento no sólo tiene que ver con la apariencia física, también tiene implicaciones médicas ya que una piel envejecida no cumple apropiadamente su papel de barrera, tiene alteraciones en la cicatrización y está expuesta a múltiples enfermedades, una de ellas el cáncer.

 

Los cambios dérmicos del rostro son:

 

La pérdida del tejido celular subcutáneo, la pérdida ósea, la acción de los músculos de la cara y la gravedad llevan a cambios en la morfología y el contorno de la cara, es decir, el rostro presenta flacidez, pérdida de volumen, caída de los ángulos de la boca y pérdida en la definición de la mandíbula.

En el cuerpo se presenta la celulitis es una característica altamente prevalente en la mujer, presentándose en el 85 al 98% de las mujeres. La flacidez y la grasa localizada son características que van ligadas a la celulitis.

La celulitis es un trastorno  del tejido adiposo humano. Se caracteriza por una apariencia de nódulos en la piel.

Para prevenir y disminuir estas afecciones cutáneas, ASPIDPRO cuenta con diversas  alternativas  acude a tu distribuidora o cosmetóloga más cercana.

 

Bélgica 518, Col. Portales, 03300 CDMX. Tel. 2595.0970

Aviso de privacidad