PIELES SEBORREICAS ENROJECIDAS

(DERMATITIS SEBORREICA)

Es importante diferenciar esta alteración ya que fácilmente

puede confundirse con una piel seca.

 

La piel seborreica o grasa es una alteración frecuente, la causa es la producción excesiva de sebo por parte de las glándulas sebáceas que responden a estímulo hormonal de andrógenos. Suele ser más frecuente en hombres que en mujeres.

 

Se caracteriza por ser una piel brillosa, untuosa cuya localización habitual es frente, nariz y mentón (zona T), pliegues de pabellones auriculares, piel cabelluda, en algunos casos se presenta descamación en entrecejo, pliegues nasales y mentón como resultado de la solidificación de la grasa excedente en piel que, a su vez, impide el desprendimiento de células muertas lo que provoca la formación de placas secas en las zonas mencionadas.

Este acumulo graso ocasiona comezón, ardor en la piel y enrojecimiento, las complicaciones más frecuentes consisten en presencia de pústulas, comedones cerrados, abiertos, hiperplasias sebáceas y en casos extremos rosácea.

 

Es importante diferenciar esta alteración ya que fácilmente puede confundirse con una piel seca (dermatitis atópica), psoriasis, sin embargo, el elemento que contribuye a diferenciar es la presencia de una piel grasa, brillosa circundante a la zona.

 

El uso de productos adecuados que permitan controlar y regular la producción de sebo por parte de la glándula sebácea es imprescindible para evitar las complicaciones en este tipo de piel.

 

La visita regular y constante a las cabinas permite hidratar, humectar, opacificar, dar efecto matificante del rostro así como el control de la producción de sebo, el apoyo en casa permite el cuidado diario y el mantenimiento de la regulación grasa.

 

Bélgica 518, Col. Portales, 03300 CDMX. Tel. 2595.0970

Aviso de privacidad